pixel

El Pleno de la Cámara de Comercio ha aprobado el Presupuesto para el año 2021 que recoge unas cifras influenciadas por el COVID 19 y se sitúa en torno a los 2.500.000 de € .

 Las cuentas aprobadas hoy para el próximo año han planteado en un escenario, por una parte, de continuidad del actual estado de alarma durante una buena parte de 2021 y por otra,  el que podría darse a partir de septiembre, con una probable vuelta a las actividades presenciales como cursos, talleres, programas de formación, eventos empresariales o ferias.

El Presupuesto recoge partidas propias superiores a los 490.000 EUROS dedicadas a la orientación, formación y capacitación de jóvenes desempleados menores de 30 años  (sobre 370.000 € a la capacitación de mayores desempleados de entre 45 y 60 años (>120.000 €).

Con las líneas de actuación previstas para este próximo año,  la Cámara podrá a acceder y gestionar en torno a un millón doscientos mil euros de fondos FEDER que se destinarán ayudas a las empresas.

Por ámbitos de apoyo a pymes, emprendedores y autónomos, las ayudas de fondos europeos que se gestionarán mediante programas serán:

 

  • AYUDAS A LA INNOVACIÓN Y COMPETITIVIDAD: >600.000 €
  • AYUDAS A LA INTERNACIONALIZACIÓN: >280.000€
  • AYUDAS A LA CONTRATACION >320.000 €

 

El Presupuesto para 2021 es, en opinión del presidente, “un Presupuesto realista, adaptado a la situación y con capacidad para seguir logrando desarrollar nuestra función principal que es la de apoyar a las empresas”.

 

En el transcurso de la reunión del Pleno celebrada de forma telemática, se ha subrayado la capacidad de apoyo de los servicios camerales para “estar dando respuesta a las necesidades de empresas y autónomos en momentos tan críticos y duros como los que hemos vivido y asimismo, la capacidad de continuar con la actividad adaptando los servicios a la nueva situación”.

 

En ese contexto, el presidente de la Cámara, Jerónimo Parra, ha destacado ante el Pleno “el enorme esfuerzo realizado para cumplir dos de los principales objetivos presupuestarios de este año 2020 que termina: reducir de deuda y acortar el plazo de pago a proveedores, a pesar de las dificultades derivadas de pandemia.